lunes, 26 de febrero de 2007

La Corte Internacional de Justicia absolvió a Serbia por el genocidio de musulmanes bosnios

El tribunal supremo de la ONU dijo que las autoridades de ese país no impidieron la matanza a mediados de los 90, pero exoneró al país de responsabilidad directa o complicidad. La peor masacre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial ocurrió en Srebrenica: hubo 8 mil muertos.

La Corte Internacional de Justicia de la ONU absolvió hoy a Serbia por la masacre de musulmanes bosnios durante la guerra civil en la ex Yugoslavia en la década del 90. Si bien dijo que las autoridades serbias no impidieron el genocidio, exoneró al país de responsabilidad directa o complicidad.

En un fallo extenso, la Corte también indicó que las autoridades de Serbia no cumplieron su obligación internacional de castigar a los responsables de la masacre ocurrida en 1995, en Srebrenica.

Las autoridades de Serbia "debieron haber hecho el mejor esfuerzo a su alcance para tratar e impedir los hechos trágicos que tomaron forma'' en el enclave de la ONU en una magnitud que "pudo haber sido inferida''. Los textuales son de la jueza Rosalyn Higgins, quien además sostuvo que en Belgrado era sabido que había un riesgo grave de un asesinato colectivo.

En julio de 1995, unos ocho mil musulmanes bosnios fueron ejecutados y sepultados en fosas colectivas, o enterrados vivos, mutilados y luego acribillados. Fue en Srebrenica, un enclave en Bosnia oriental, donde decenas de miles de civiles se habían refugiado de la guerra civil.

Habían llegado a esa región porque las fuerzas de paz de las Naciones Unidas la habían declarado una zona segura. Esa calificación estaba garantizada por sólo 600 soldados holandeses pobremente armados. La protección era precaria, y también lo eran los insumos. Ya casi no había combustible, y los alimentos frescos no llegaban desde hacía dos meses. El asedio serbio terminó en masacre.