viernes, 16 de marzo de 2007

4-0: PÓKER MARAVILLOSO

De la Peña, Tamudo, Luis García y Pandiani golearon en la segunda parte.
El Maccabi resistió el primer tiempo, pero se hundió tras el golazo de Iván.

Por méritos propios y merced a la locura y efectividad realizadora del 'trío maravillas', coronada en el último instante por otro excelente Pandiani, el Espanyol disputará los cuartos de final de la Copa de la UEFA. Algo histórico, que no sucedía desde la temporada 87/88.

De la Peña, Tamudo y Luis García, los tres jugadores con mayor peso específico en el vestuario, los más mediáticos y también los que no hace tantos meses estuvieron contra la pared cuando a principios de temporada pintaban bastos, pusieron la directa en Montjuïc y en ocho minuto tumbaron a un respondón Maccabi Haifa. Pandiani, que no quiso ser menos, redondeó la noche con un cuarto gol. Un póker de lujo con el que el Espanyol tiene puestas sus miras en la final de Glasgow, el próximo 16 de mayo.

Montjuïc vibró anoche como nunca. Tras pasar algunos nervios innecesarios en el primer acto, en el que al Espanyol le costó ubicarse y dio pie a que el Maccabi se presentara a la contra con cierta peligrosidad, en la segunda los pericos arrasaron. Valverde les hizo ver que en la primera parte les faltó mover con mayor rapidez el balón, que lo ideal sería drale más marcha al juego. Dicho y hecho: nada más salir del vestuario se aplicaron el consejo del entrenador.

Golazo de Iván

Habían transcurrido siete minutos del segundo acto cuando Iván de la Peña puso las gradas de Montjuïc en pie. 'Lo Pelat' aprovechó un balón que le llegó tras un rechace, escorado a la derecha de la meta israelí empezó a tomar posiciónde verticalidad y, desde unos treinte metros empalmó un soberbio derechazo que se coló por la escuadra izquierda de la portería visitante. Un golazo de los que darán repetidamente por televisión. El primero de Iván esta temporada y el que resultó ser una puñalada para el Maccabi.

Sí, porque casi sin tiempo de reaccionar, a los israelies les cayó el segundo. Esta vez llegó a través de una combinación de Pandiani con Tamudo. El 'Rifle' le metió un balón sin ángulo al capitán, quien con su habilidad natural cruzó casi sin ángulo al fondo de la red. Primer gol también de Tamudo en Europa esta temporada.

Pero todavía quedaba mucho y bueno por llegar. Dos jugadas más tarde, y transcurridos apenas un par de minutos, otra combinación entre De la Peña y Luis García, casi en un calco como en el de Tamudo, el segundo puso el tercero de la noche en el marcador. Montjuïc enloquecía. Desquiciados los jugadores hebreos y acallados sus casi dos mil seguidores, en el campo sucedía un 'baile', y en la grada ya se había disparado la fiesta perica.

Pero Walter Pandiani quería demostrar que para algo estaba sobre el césped, que no podían apagarse las luces de Montjuïc sin que corearan también su nombre. Rufete, que había salido por Tamudo, le hizo el favor de la noche. Le puso un balón en bandeja para que lo cabecera con limpieza y contundencia. Se volvió loco el 'Rifle'. Como Tamudo, se tocó la camiseta, besó el escudo del club y pidió el fervor de la grada que rugió su nombre. Y es que este grupo que lidera Valverde se ha propuesto llegar la final de Glasgow.