lunes, 12 de marzo de 2007

El Barça denuncia a Salva Ballesta por llamar "caca de perro" a Oleguer Presas

El jugador y el Levante tienen hasta mañana martes a las 18 horas para presentar alegaciones.

Lo consideran declaraciones "extradeprotivas", por lo que esperan que se archive el caso.

Oleguer escribió un polémico artículo al que contestó Salva Ballesta.

El Comité de Competición estudiará mañana una denuncia presentada por el FC Barcelona contra el delantero del Levante Salva Ballesta por unas declaraciones en que decía sentir más respeto por "una caca de perro" que por el barcelonista Oleguer Presas, tras el artículo de éste en que denunciaba la situación del etarra Iñaki De Juana Chaos.

El propio Salva y el Levante tienen de plazo hasta el martes a las 18 horas para presentar alegaciones, después de que el viernes llegase al club valenciano una notificación de la Real Federación Española de Fútbol informando de la apertura de un expediente sobre el caso, como reveló hoy una información del diario 'Las Provincias'.


El Barcelona, a través de sus servicios jurídicos, ha pedido al Comité de Competición la apertura de un expediente para que estudie si las declaraciones de Salva son merecedoras de una sanción, y no alude en su escrito a las manifestaciones realizadas por Oleguer, según confirmaron fuentes del club catalán a Europa Press.

El Levante, por su parte, basará las alegaciones que tiene previsto presentar tanto el club como el jugador en que las declaraciones de Salva "no son materia deportiva, sino que es una opinión sobre una opinión política", según explicó el consejero y responsable de los servicios jurídicos del club, Jorge Lucas.
Igualmente, el directivo del Levante considera que al ser declaraciones "extradeportivas" el Comité de Competición "no las puede sancionar", y confía en que el organismo federativo "archive el expediente", según explicó Lucas.
El caso se remonta a principios del pasado mes de febrero, cuando Oleguer publicó un artículo de opinión en que abordaba el caso del etarra De Juana, que le provocó la rescisión de un contrato de patrocinio de la marca de ropa deportiva Kelme.