viernes, 9 de marzo de 2007

El gobierno grecochipriota comienza a derribar el muro de división en Nicosia

Las autoridades grecochipriotas empezaron hoy a demoler el muro que simboliza la división de Nicosia y que pasa por el centro de la ciudad, hasta ahora la última capital dividida que existía en el mundo.

Los trabajos de derribo comenzaron con maquinaria pesada sobre las 23.00 hora local (21.00 GMT) sin la menor publicidad, y pueden suponer el inicio del diálogo entre grecochipriotas y turcochipriotas para abrir el casco antiguo de Nicosia.

"Esto es una señal de buena voluntad", aseguró a los periodistas en las cercanías de las obras de derribo Christodoulos Pashiardes, portavoz del Gobierno grecochipriota, que pidió que se desmilitarizara la zona.

Pashiardes aclaró que la demolición no significa de forma automática la apertura al libre transito de la vía peatonal Lidras, el corazón comercial de la ciudad, que separa desde hace más de 30 años a las dos comunidades.

Para ello, especificó la necesidad de desmilitarizar la zona, lo que supondría evacuar las unidades del ejército turco que patrullan al otro lado de la línea de división y limpiar de minas ese perímetro.

Este paso de las autoridades grecochipriotas, que cuenta con el visto bueno del presidente del país, Tassos Papadopoulos, de visita en Bruselas, sigue a un gesto de distensión realizado por los turcochipriotas el pasado enero.

Entonces, los turcochipriotas derribaron un puente peatonal construido en 2005 que los grecochipriotas consideraban una violación de la "Línea Verde" que divide la capital y la isla desde la invasión militar turca, en 1974.

Lidras, en pleno centro de la ciudad y símbolo de su división, fue escenario en 1963 -tres años después de la independencia de la isla del dominio británico- de los primeros enfrentamientos entre grecochipriotas y turcochipriotas, cuando la coexistencia pacífica de cuatro siglos entre las dos principales comunidades de la isla entraba en crisis.

Las tropas británicas llegadas para supervisar el alto el fuego establecieron una zona neutral en diciembre de 1963, conocida como la "Línea Verde", que marcó la división del barrio en un sector turco y otro griego.

Esta demarcación representa la línea de división de la isla también tras la invasión turca, y se extiende de forma transversal a lo largo de la isla, y en su epicentro se encuentra precisamente la calle Lidras.

Los turcos controlan desde 1974 la parte norte de la isla y la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (RTNC) es reconocida sólo por el gobierno de Ankara.

Tras la última iniciativa de la ONU -el referéndum propuesto en 2004 para solucionar el problema de Chipre- ambas partes no han hecho ningún acercamiento para solucionar el conflicto.

El referéndum fue aprobado entonces por los turcochipriotas pero rechazado por los grecochipriotas, que consideraban que no era equilibrado y que legitimaba la ocupación turca.