jueves, 15 de marzo de 2007

A los 116 años, soltero y sin apuro

El hombre considerado la persona más anciana del mundo celebró este jueves sus 116 años.

Su nombre es Hryhoriy Nestor, y pocos han sobrevivido guerras, gobiernos e inviernos tan duros como él.

Para Hryhoriy, su longevidad se fundamenta en que permaneció siempre soltero. Eso, dice, le ha permitido sentirse siempre joven.

Nació en un pequeño pueblo de lo que hoy es Ucrania, el 15 de marzo de 1891.

Las autoridades de Kiev no pasaron por alto el aniversario, y este jueves lo reconocieron oficialmente como la persona más anciana del país.

Dicen que existen documentos que prueban su fecha de nacimiento. Ahora intentarán que los libros de récordes internacionales incluyan el caso.

Nada como el imperio austro-húngaro

Para festejar su 116 cumpleaños, Hryhoriy Nestor dio una pequeña fiesta: reunió a unos pocos amigos y familiares en su casa.

A diferencia de muchos en su pueblo natal, en el oeste de Ucrania, Hryhoriy sobrevivió a una feroz dictadura, la guerra y la pobreza extrema.

En el pasado, la región estuvo dominada por polacos y soviéticos. Pero el experimentado campesino asegura que la vida era mejor en épocas del imperio austro-húngaro, hace un siglo.
Hryhoriy disfruta ahora de los cuidados de la nieta de un hermano. Pero recién cuando sopló las 100 velas guardó las herramientas y las ropas que usaba para trabajar en el campo.
Hasta entonces, había seguido con sus tareas de campesino.

Además de la soltería, para el anciano el secreto de una vida larga está en una dieta sencilla. Él recomienda mucha leche, queso y papas. Y por supuesto, un trago ocasional de vodka.