miércoles, 14 de marzo de 2007

Un revisor detiene 45 minutos un tren por ir sin billete un pasajero


• El interventor solicitó la presencia de los Mossos en la estación de Maçanet-Massanes
• El viajero no quiso identificarse y se negó a pagar la sanción habitual, de 28 euros

No solo las continuas averías enojan a los usuarios de Renfe. Ayer, un tren de la línea Portbou-Barcelona permaneció parado durante más de 45 minutos en la estación de Maçanet-Massanes (Selva), después de que un interventor requiriera la presencia de las fuerzas de seguridad a causa de un pasajero que viajaba sin billete, lo que causó cierta indignación en el resto del pasaje.A la espera del informe oficial, fuentes de la empresa ferroviaria explicaron que el incidente se produjo poco antes de llegar a esta parada, sobre las 13.45 horas, cuando el revisor solicitó el tíquet a un usuario. Este contestó que no disponía de título de transporte, por lo que el trabajador de la compañía le conminó a abonar la sanción habitual, que es de 28 euros. A partir de aquí, pasajeros y empresa facilitaron versiones distintas sobre lo acontecido en este tren de media distancia.

ESPERA EN EL ANDÉN

Según algunos viajeros, el pasaje consideró desproporcionada la multa, lo que desencadenó una discusión que fue subiendo de tono hasta que el tren se detuvo en la estación de Maçanet-Massanes sin dar explicación alguna a los ocupantes del convoy, que esperaron pacientemente aunque no sin cierto malestar en el andén."No nos parecía justo. Tenía que haber dejado pagar al joven el billete y no exigirle una multa de 28 euros. Pero el revisor le ha dicho que no, ha parado el tren y le quería hacer bajar. La gente se ha empezado a rebotar y a decir que no le parecía justo", relató a Catalunya Ràdio uno de los afectados. "Era injusto, y más viniendo de Renfe", apostilló, en referencia al derecho que tienen los viajeros a "recibir el servicio en las adecuadas condiciones de calidad y seguridad", según rezan las normas de la compañía, y que muchos consideran que la empresa no cumple.

HASTA SANT CELONI

Renfe, sin embargo, explicó que el interventor "solicitó la presencia de las fuerzas de seguridad" ante la negativa del pasajero, no solo a pagar la multa, sino también a identificarse. Pasadas las 14.30 horas, tras 45 minutos de espera y dado que los mossos aún no habían acudido, el interventor decidió continuar el viaje hasta Sant Celoni (Vallès Oriental), donde ya se encontraba una dotación policial, para exponer allí los hechos. Sin embargo, el usuario sin billete se bajó del tren antes de llegar a dicha estación. Por su parte, fuentes de los Mossos d'Esquadra precisaron que cuando los agentes llegaron a Maçanet el convoy ya había partido.