miércoles, 28 de febrero de 2007

El cambio climático fomenta el sexo entre las focas grises

  • Según un estudio.
  • El descenso de las lluvias obliga a las focas hembra a viajar lejos, donde los más débiles tienen oportunidades.
  • El cambio climático también puede ayudar a incrementar la diversidad genética de algunas especies.

El cambio climático puede ser desastroso para algunos animales, pero las focas grises macho probablemente no se quejan nada, ya que ha mejorado su vida sexual.


Los machos más débiles no tendrían normalmente ninguna posibilidad con las hembras, que habitualmente eligen a los tipos más dominantes.


Pero el descenso de las lluvias han obligado a las focas hembra de las remota isla escocesa de North Rona a viajar más lejos y alejarse de sus parejas en busca de agua fresca, lo que da más oportunidades a los machos más débiles a emparejarse con ellas.

El mayor movimiento de las hembras permite a los machos emparejarse", dijo el doctor Sean Twiss de la Universidad de Durham en Inglaterra.


Los machos dominantes suelen aparearse con 10-15 hembras, que protegen en su territorio, según un estudio publicado por la revista Biology Letters de la Royal Society.


"La habilidad de estos machos para dominar es fácil cuando los estanques de agua de lluvia son abundantes y las hembras se agrupan en pequeñas áreas geográficas, pero durante la temporada seca las zonas en las que se mueven las focas hembra son demasiado extensas y ya no pueden vigilarlas con éxito", dijo Twiss en un comunicado.


Durante un estudio de las focas de nueve años en North Rona, Twiss y los científicos de la Universidad de St Andrews en Escocia registraron un aumento del 61 por ciento en el número de machos que contribuían a la mancomunidad genética.


"Estos hallazgos demuestran que el cambio climático, mientras pone en peligro muchas especies, puede también ayudar a incrementar la diversidad genética de algunas de ellas", dijo Twiss