miércoles, 28 de febrero de 2007

El príncipe Carlos, en guerra contra McDonald's

De viaje por los Emiratos Arabes, el heredero a la corona británica visitó un centro de diabéticos. Allí sugirió prohibir la cadena de comidas rápidas y agregó que eso sería "clave" para mejorar la salud de los chicos. Un represnante de la empresa calificó sus declaraciones de "decepcionantes".

El príncipe Carlos de Inglaterra es devoto de la alimentación sana. Es más, bajo la marca "Duchy Original", distribuye alimentos de cultivo biológico.

Tal vez, esta inclinación por la comida sana lo llevó a hacer una propuesta que desató un importante revuelo en su país. De viaje por los Emiratos Arabes Unidos, el Príncipe visitó un centro de diabéticos en Abu Dhabi. Allí, preguntó si se había intentado prohibir McDonald's. Esa es la "clave" para mejorar la situación en materia de salud, agregó.

Sus dichos enseguida generaron una oleada de repercusiones. Desde la empresa, un portavoz calificó las declaraciones del heredero a la corona de "decepcionantes", informó el diario "The Guardian".

La portavoz de McDonald's además hizo referencia a los hijos de Carlos, que "probablemente tengan una imagen más actual" de los restaurantes de comida rápida, ya que muchas veces son clientes de McDonald's.

Los medios no se mantuvieron al margen de la polémica. "McDonald's intenta quizá mejorar la imagen produciendo comida más sana. Pero en el fondo sigue siendo mala para uno, y eso no se debería olvidar", dijo el cocinero Giorgio Locatelli al diario "Daily Mirror".

"Pero, ¿por qué (Carlos) no menciona Burger King y otras cadenas de 'fast food'?", se preguntó por su parte el cocinero de la televisión Antony Worrall Thompson.