martes, 27 de febrero de 2007

El vicepresidente de EE.UU. salió ileso de un atentado en Afganistán

El ataque suicida se produjo en la puerta de la base aérea estadounidense de Bagram, donde al menos 15 personas murieron. Dick Cheney estaba visitando a las tropas de su país, antes de entrevistarse en Kabul con el presidente afgano.

Al menos 15 personas murieron hoy en un ataque suicida perpetrado en la puerta de la base aérea estadounidense de Bagram, en Afganistán, en la que el vicepresidente de EE.UU., Dick Cheney, realizaba una visita, informó una fuente del Ministerio afgano de Interior.

Cheney resultó ileso en el ataque, que tuvo lugar a las 10 hora local (02.30 de la Argentina), según el portavoz del Ejército estadounidense, Richard Simonson.

Mientras la fuente gubernamental afgana, que pidió el anonimato, no pudo precisar cuántos soldados y civiles había entre los fallecidos, un supuesto portavoz talibán, Qari Mohammad Yousef, reivindicó el atentado y aseguró que había más de 20 muertos y 30 heridos en el ataque, la mayoría de ellos soldados estadounidenses.

Por su parte, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) aseguró en un comunicado que el ataque suicida fue lanzado desde un vehículo en la puerta de entrada de la base.

"De nuevo, los extremistas han recurrido a inmorales actos de violencia contra afganos inocentes y las fuerzas internacionales que están aquí para protegerles", dijo el portavoz de la ISAF, el coronel Tom Collins.

Procedente de Pakistán, Cheney había aterrizado anoche en Bagram, una base situada al norte de Kabul, debido a las malas condiciones atmosféricas que le impidieron hacerlo en el aeropuerto de la capital.

Por la mañana, mantuvo un encuentro con tropas estadounidenses, y está previsto que vuele esta tarde a Kabul para reunirse con el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, según una fuente de la oficina presidencial afgana que pidió el anonimato.

Tras el duro invierno afgano, los talibán han intensificado su actividad en Afganistán, donde se han producido 400 muertes, la mayoría insurgentes, debido al conflicto en lo que va de año.