jueves, 22 de febrero de 2007

Rusia, "como en la guerra"

El gobierno ruso mantendrá una reunión de emergencia para analizar posibles medidas contra la dramática caída en la expectativa de vida de sus ciudadanos, que tiene lugar desde el colapso de la Unión Soviética en 1989.

Se espera que los ministros aprueben un nuevo paquete de financiamiento para el tratamiento de enfermedades como la tuberculosis, la diabetes y el SIDA.

El ministro de Salud de Rusia informó que la expectativa de vida promedio de los hombres en su país es menor a los 60 años, unos 15 años menos que en la mayoría de los otros países industrializados (en las mujeres es de 72 años).

El Comité Nacional de Estadísticas reveló este martes que la nación perdió más de medio millón de habitantes (561.200) en el año 2006, lo que deja su población total en 142,2 millones.

Como un país en guerra

Según las estadísticas oficiales, Rusia tiene desde hace años la mortandad de un país en guerra. Las principales causas tras estos números son el alcoholismo, el tabaquismo, la drogadicción y los accidentes laborales y domésticos.

Por otra parte, el índice de mortalidad infantil es uno de los más altos de toda Europa.
El pasado año murieron 2.165.700 rusos y nacieron 1.476.200. Si no hubieran ingresado 128.300 inmigrantes la situación sería peor.

Los expertos demográficos sostienen que una posible solución al decrecimiento de la población es flexibilizar los estrictos controles a la inmigración procedente de las antiguas repúblicas soviéticas.

Si la situación no se revierte, Rusia podría perder un tercio de su población para mitad del siglo.