lunes, 26 de febrero de 2007

Sistemas automáticos de infracciones sustituirán a los radares en ocho meses

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy que en ocho meses se pondrán en marcha en las carreteras sistemas automáticos de control de infracciones, que sustituirán a los radares y que enviarán de manera inmediata los incidentes a un "Centro Nacional de Denuncias Automáticas".


Durante la presentación de un nuevo proyecto ferroviario en León, Zapatero ha destacado la importancia de los nuevos sistemas de vigilancia, capaces de controlar desde la velocidad media en tramos de carretera, hasta la distancia de seguridad entre vehículos o la disciplina de los conductores en los semáforos o en las señales de stop.


Según ha apuntado, la previsión es que el Centro Nacional de Denuncias Automáticas, que costará 45 millones de euros y se instalará en León, tenga capacidad en los primeros 18 meses de funcionamiento de detectar y registrar tres millones de denuncias, y que cuando opere a pleno rendimiento alcance la cifra de cuatro millones de denuncias al año.