viernes, 16 de marzo de 2007

2-3: Palop impulsa a un enorme Sevilla

Venció en la prórroga con gol del meta en el 93'

Pocos partidos podrán acumular tanta emoción en 120 minutos. Porque eso fue lo que sufrió el Sevilla en asegurar su pase a cuartos de final. Un remate de cabeza de Andrés Palop a la salida de un córner obró el milagro de los hispalenses en Donestk ante un equipo ucraniano que se adelantó por dos veces pero acabó cediendo ante la calidad y empuje de un Sevilla que demostró el porqué fue nombrado el mejor equipo del mundo en el 2006.

Los de Juande Ramos, obligados por el 2-2 de la ida y la necesidad de marcar, salieron con las pilas cargadas pero se estrellaron ante Shust, inapelable ante Luis Fabiano, Kanouté y Maresca.


La visita a los vestuarios congeló las ideas de los sevillanos quienes recibieron un jarro de agua fría cuando un centro de Bielik lo remachó haciendo el 'escorpión' Matuzalem. El acrobático remate dejó 'tocados' a los hispalenses que, con Chevantón y Puerta, mejoraron. Maresca devolvió la ilusión a los de Juande, pero los ucranianos pusieron casi imposible el pase con el tanto de Elano en el 82. Quedaban ocho minutos más el descuento que se convirtió esta vez en salvador. En el último cartucho y a la desesperada Palop subió a rematar un córner. El meta, solo de marca, remató el empate –le dedicó el gol a sus dos niños, uno de ellos hospitalizado– y obró el milagro para que, en la prórroga y con un Shakthar fundido, Chevantón hiciera el 2-3 y desatara el delirio de un campeón que se resiste a ceder su corona.