lunes, 5 de marzo de 2007

77-74: El Real Madrid se queda sin margen de error

ACB La defensa del Grupo Capitol propició la gran sorpresa de la jornada

El Grupo Capitol cumplió su sueño de ganar al líder de la Liga gracias a la buena defensa que realizó desde el primer minuto, en la que tuvo un papel destacado el debutante en el Pisuerga Evtimov junto a Hopkins. Pese a esta derrota sorprendente el Real Madrid se mantienen líder pero tan sólo con un triunfo de ventaja respecto del Tau Cerámica y, por tanto, sin margen para el error.

El equipo vallisoletano salió centrado a la cancha, aunque con más acierto en defensa que en ataque, donde cometió varios errores a consecuencia de la tensión inicial (10-10). Los cambios en el equipo madrileño hicieron mella en su juego y, merced a la intensidad defensiva de los vallisoletanos, lograron ir adquiriendo cierta ventaja en el electrónico hasta alcanzar una renta de seis puntos (17-11). En el segundo cuarto, los pupilos de Imbroda aumentaron la presión defensiva sobre el cuadro madrileño, lo que bloqueó su efectividad (33-17, min. 16). Los madrileños empezaron a apretar en defensa, a controlar el rebote y a anotar fácilmente desde la línea exterior, mientras que los vallisoletanos sufrieron un período de bloqueo en su juego, con lo que se llegó al descanso con un inquietante 36-31. La remontada no había hecho más que empezar, puesto que los desastrosos inicios de los vallisoletanos tras la reanudación sirvieron para que los de Joan Plaza dieran la vuelta al marcador (39-42), gracias a la eficacia de Reyes y Bullock.

Un tiempo muerto le vino bien a los vallisoletanos, que cargaron las pilas y volvieron a recuperar el dominio en el marcador (46-45), pero el Real Madrid hizo valer la calidad de sus jugadores y, merced a los lanzamientos desde la línea exterior de Hervelle, Smith y Tomas, llegaron al final del tercer cuarto con una ventaja de seis puntos (55-61).

El equipo local no había dicho su última palabra y, a través de la dirección de Iván Corrales, que estuvo bien acompañado por el trabajo defensivo de todo el equipo y el acierto de Hopkins bajo el aro, volvió a tomar el mando del encuentro, con una renta de tres puntos (67-64) en el minuto 36. Los vallisoletanos tuvieron que afrontar los cuatro últimos minutos con las ausencias de Yebra y Hopkins, pero lograron mantener la ventaja (75-72), a falta de 35 segundos para el final del partido. Los errores de unos y otros en los tiros libres hicieron que esa diferencia se mantuviera hasta la conclusión. Bullock pudo forzar la prórroga, pero no pudo anotar ni uno de los tres triples que intentó