lunes, 5 de marzo de 2007

Rijkaard da el mando a Deco y 'manita' de Eto'o

Tras reservarle en Sevilla, Frank habló con él, mientras 'Samu' metió un gol más que 'Guddy', un as en la manga

“Ánimo chavales. No pasa nada, la Liga está ganada”, gritaron desde el otro lado de la valla del campo de La Masia minutos después de que diera inicio el entrenamiento a las 12.30 horas. El resultado adverso en el Sánchez Pizjuán y la inminencia del desplazamiento a Liverpool para obrar el milagro reforzó la concentración en una sesión de recuperación para los titulares de Sevilla que finalizó con partidillo para el resto.

Ludovic Giuly, como es habitual en muchas jornadas posteriores a un encuentro, se recuperó en el gimnasio. El francés, titular en los tres últimos partidos (Athletic, Zaragoza y Sevilla), fue el único ausente en La Masia, donde sólo hubo una charla en público. Frank Rijkaard habló con Deco, reservado el sábado.

El autor del único tanto azulgrana ante los 'reds' en el partido de ida puede ser una pieza clave en Anfield. En La Romareda se alternó con Andrés Iniesta como mediapunta e interior izquierdo en el novedoso 3-4-3 que varió en el Pizjuán reforzando las bandas. Deco, básico por su presión y a quien Rijkaard considera “mis ojos en el campo”, está llamado a ser uno de los hombres que imprima un ritmo altísimo para encerrar al Liverpool en su área. En la Champions, es el cuarto jugador que más faltas (23) ha recibido, a sólo una de Ronaldinho, Totti (Roma) y Milevskiy (Dinamo Kiev), prueba de su factor desequilibrante.

Eto'o también acapara la atención para Liverpool. Tras actuar 22 minutos en Sevilla, fue ayer el 'pichichi' del partidillo de seis contra seis. El camerunés metió cinco goles, uno más que Eidur Gudjohnsen y dos más que Javier Saviola. Después de dos alineaciones inesperadas debido al sistema, no hay que descartar que el islandés sea una de las cartas para sorprender a un estudioso como Rafa Benítez aunque no necesariamente en punta del ataque. 'Guddy', que se ha preparado específicamente para esta posibilidad, conoce perfectamente al Liverpool. Además, su primer tanto con la camiseta del Chelsea fue a los 'reds' en octubre de 2000. Un año después repitió pero aún le falta estrenarse en Anfield