miércoles, 14 de marzo de 2007

Abramovich anuncia su divorcio

El propietario del Chelsea ha acordado "por consenso" con su mujer Irina el fin del matrimonio

El multimillonario ruso Roman Abramovich, propietario del Chelsea, se ha divorciado en Rusia de su esposa Irina, ha anunciado su portavoz en un comunicado. Según el portavoz, John Mann, el divorcio ha sido "por consenso» y la pareja se ha puesto de acuerdo en las condiciones económicas y en las garantías para el futuro de sus hijos.

El comunicado asegura que el divorcio no afectará para nada a los intereses del empresario, incluido el club Chelsea, del que es propietario desde el 2003. Abramovich, de cuarenta años, y su segunda esposa, ex azafata de Aeroflot de 39 años, con la que llevaba casado desde 1991, tienen cinco hijos.

Aunque no se han dado detalles sobre el acuerdo alcanzado, el hecho de que Abramovich se haya divorciado en Rusia significa, según los observadores, que el empresario, al que se calcula una fortuna de más de 16.000 millones de euros, ha salido seguramente mucho más beneficiado que si se hubiese divorciado en el Reino Unido.

Un divorcio 'a la inglesa' habría supuesto una mayor amenaza para sus intereses económicos, ya que los tribunales británicos tratan por igual a los dos cónyuges a la hora del reparto de sus bienes.