lunes, 26 de marzo de 2007

Conde-Pumpido acusa al PP de sacar "a los falangistas a la calle" ante cualquier decisión de la fiscalía

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha acusado al PP de "sacar a los falangistas a la calle" para manifestarse delante de la sede de la Fiscalía cuando toma una decisión "que no es la que la oposición quiere que tome".

En declaraciones a la Cadena SER, Conde-Pumpido ha expresado que ante una nueva decisión del Ministerio Fiscal "inmediatamente se presiona al fiscal" con la amenaza de que, o que se hace lo que nosotros decimos, "o se acusará al fiscal de estarse sometiendo al gobierno".

Manifestación por la absolución de Otegi

"Se descalificará a todos los magníficos profesionales que están trabajando con imparcialidad diciendo que son unos instrumentos del Gobierno que destrozan el Estado de Derecho, se llegará a pedir 27 veces la dimisión del fiscal general, a llevar un tema jurídico al parlamento o a sacar a los falangistas a la calle para que se manifiesten delante de la Fiscalía General del Estado", ha proseguido.

Conde-Pumpido se ha referido así a la concentración convocada el pasado jueves por el Foro de Ermua y las Nuevas Generaciones del PP frente a la sede de la Fiscalía en protesta por la decisión de la fiscalía de la Audiencia Nacional de retirar la acusación contra el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, por enaltecimiento del terrorismo.

Sobre la sentencia de este tribunal, que absolvió a Otegi tras ser retirada la acusación a pesar de que consideraba que había prueba de cargo suficiente para condenarle, ha explicado que los fiscales deben respetar la independencia judicial y los jueces la autonomía del Ministerio Público.

Sin instrucciones del Gobierno

"Las funciones que tienen para defender cada uno" su posición "pueden entrar en conflicto y efectivamente han entrado en conflicto porque nosotros estimamos que puede haber una extralimitación del tribunal", ha afirmado.

El fiscal general del Estado ha manifestado que la ley prohíbe al Gobierno dar órdenes a la Fiscalía y ha insistido en que nunca ha recibido instrucciones por parte del Ejecutivo.