viernes, 2 de marzo de 2007

El Observatorio Fabra de Barcelona graba el segundo invierno más cálido de su serie

El cierre del invierno climático, es decir, el que comprende los meses de diciembre, enero y febrero, permite hacer balance de cual ha sido su comportamiento desde el punto de vista térmico. Así, se han tomado como referencia los datos de los dos observatorios catalanes con más cobertura y continuidad temporal: los observatorios Fabra (Barcelona) y del Ebro (Roquetes).

En el Observatorio Fabra de Barcelona la media de las temperaturas hivernales ha sido la segunda más cálida desde que hay registros (año 1913). La media del invierno 2006-2007 ha estado de 10,4º C, es decir, 1,7º C por encima de la media de la treintena de referencia 1971-2000 (8,7º C). Se trata del segundo invierno más cálido tras el de 1989-1990, que registró una temperatura mediana de 10,8º C. Por su parte, el mes de febrero de este año ha sido el cuarto más cálido de la serie, con una mediana d’11,4º C. Los meses de febrero de los años 1990, 1995 y 2000 fueron ligeramente más cálidos.

Los Observatorios del Ebro también ha registrado este invierno una temperatura por encima de los valores medios, pero ha sido de una magnitud muy modesta. Así, la media de la temperatura hivernal ha sido de 11,2º C, es decir, 0,4º C más elevada que la media de la treintena 1971-2000. Por último, la media de la temperatura máxima del febrero ha sido de 18,6º C, 2,1º C más elevada que su media correspondiente del periodo 1971-2000.