sábado, 3 de marzo de 2007

Estadio del Betis castigado

El Comité de Competición, instancia que pertenece a la Real Federación de Fútbol Española (RFFE), sancionó con tres partidos al estadio del Betis. BBC Deportes habló con el entrenador del Sevilla y con el consejero del área jurídica del Real Betis.

"Es la decisión que ha tomado el Comité de Competición y la tenemos que respetar", le dijo a BBC Deportes Juande Ramos.

A pocos minutos de vencido el plazo dado al Sevilla y al Real Betis para presentar sus alegatos, tras el botellazo recibido por el director técnico del Sevilla, el Comité de Competición emitió su decisión.

El estadio Ruiz de Lopera estará cerrado por tres días y el derbi que se suspendió en el minuto 57 se reanudará el 20 de marzo.

Los restantes 33 minutos se jugarán en el estadio Alfonso Pérez de Getafe y a puerta cerrada.
"Nuestra intención es tratar de superar la eliminatoria (...) Faltan muchos días y desde aquí a entonces vamos a ver cómo llegan los equipos", dijo el entrenador del Sevilla.

Expedientes

Sin embargo, las medidas no satisfacen al gobierno.

La Comisión Antiviolencia (un organismo gubernamental) acordó instar a la RFFE a tomar medidas que no sólo afectaran la economía del Betis, sino que se abra un expediente disciplinario a los presidentes de los clubes del Betis y del Sevilla, Manuel Luis de Lopera y José María del Nido.

El gobierno quiere sanciones ejemplarizantes, ya que, según la Comisión Antiviolencia, los dirigentes de los clubes han contribuido a incrementar el grado de crispación entre los aficionados rivales y no son ajenos a los graves incidentes que ocurrieron durante el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey.

Apelación

"Creemos que es una decisión que es injusta y que perjudica gravemente los intereses del Real Betis Balompié", le dijo a BBC Deportes Manuel Castaño, consejero del área jurídica del Betis.
En los próximos días está previsto que el club presente un recurso de apelación ante la RFFE.
"Vamos a decir fundamentalmente que el Comité de Competición ha errado en la calificación jurídica de los hechos, que debieron ser considerados como graves y nunca como muy graves. Por lo tanto la sanción correspondiente debía ser un procedimiento de cierre y una multa económica, pero nunca conllevar la clausura del estadio", señaló el consejero del área jurídica del Betis.

Para Castaño, el impacto del cierre del estadio durante tres días es muy serio.
"Al Betis le queda, en esta liga, seis partidos. Si el 50% de ellos, tenemos que disputarlos afuera, lógicamente la repercusión desde el punto de vista deportivo es muy grande porque vamos a dejar de contar con el apoyo y el calor de nuestra afición", dijo Castaño.