martes, 20 de marzo de 2007

Ferrari podría haber hecho trampas en Australia

  • Les acusan de llevar un suelo móvil para ganar velocidad y adherencia.

  • Las escuderías rivales sospecharon al ver un arreglo poco habitual en el chasis.

  • Se les ha concedido el beneficio de la duda.

El Mundial no ha hecho mas que comenzar y ya ha saltado la primera polémica, cuyo protagonista son los bajos de los Ferrari, bajo sospecha por acercar el coche al suelo en determinados tramos de la carrera, según una información recogida por la cadena canadiense Speed TV.

Según las normas de la FIA, las piezas aerodinámicas móviles están prohibidas, por lo que el fondo del F2007, en caso de confirmarse su deformación en determinadas situaciones, sería ilegal.

Es el conocido como 'efecto suelo', prohibido desde los 80, que aumenta la adherencia del monoplaza a alta velocidad. Al acercar el coche al asfalto, este gana en adherencia por la reducción de presión bajo el coche.

Las sospechas comenzaron en el boxes de varias escuderías rivales, que apreciaron un inusual arreglo en los bólidos rojos al observar el chasis en el box de Ferrari.

Beneficio de la duda

La FIA puso énfasis en analizar el suelo de los monoplaza, poniendo especial atención a los del ganador de la prueba australiana y determinar que, en esta ocasión, le concederán a la marca del cavallino rampante el beneficio de la duda.

El director de McLaren, Ron Dennis, reconoció que sospecha que hay coches ilegales en el pitlane, aunque aclaró que "habrá que ver cómo van las cosas en las próximas dos o tres carreras para saber si es legal o ilegal".

Dennis, que también concedió la presunción de inocencia a Ferrari, apuntó que "en las dos primeras carreras siempre pasa lo mismo y hay que aclarar lo que está permitido y lo que no".
Los que se mostraron molestos con lo sucedido fue la escudería italiana, que por medio de un portavoz aseveró: "Esto siempre sucede cuando Ferrari es el más rápido, pero si alguién tiene una queja para eso está la FIA".