jueves, 15 de marzo de 2007

Messi: "Kaká es mi jugador preferido fuera de la plantilla del Barça"

El argentino considera que Ibrahimovic, Totti y Kaká son "grandísimos" pero que el brasileño le "vuelve loco".

El delantero argentino Lionel Messi, jugador del Barcelona y desde hace tiempo el principal objeto de deseo de Massimo Moratti, presidente del Inter de Milán, ha dicho que el brasileño Kaká, de Milán, es su futbolista preferido entre los que no están en el club catalán.

"Ibrahimovic, Totti, Kaká, los tres son grandísimos. Pero dicho esto, Kaká es un jugador que me vuelve loco. Fuera del Barcelona es mi preferido", ha declarado Messi en una entrevista que hoy publica el diario deportivo milanés La Gazzetta dello Sport.

Messi ha dicho que le "encanta" el estilo de los clubes italianos. Roma y Milán, que están clasificados para los cuartos de final de la Liga de Campeones, "tienen derecho a pensar en el éxito". "El estilo de los equipos italianos me encanta. Los ingleses son muy físicos, los italianos muy técnicos, un poco como los españoles; me gustan", ha apuntado.

Asimismo, el joven crack del Barça reconoce que aún le "quema" la eliminación del Barcelona en la Champions: "No se puede ganar siempre, y por tanto no es un escándalo, sólo un disgusto". "Sigo convencido de que el Barcelona puede renovar el título liguero y hacer el doblete con la Copa del Rey; en ese caso, sería correcto hablar de otra grandísima campaña", añade.

Messi señala que tenía necesidad de un partido como el que hizo contra el Real Madrid (3-3), en el que marcó tres goles. "Lo necesitaba por dos motivos: el primero, inmediato, para sentirme finalmente fuera de la recuperación; el segundo más profundo, porque en estas dos temporadas con el primer equipo había anotado demasiado poco y era algo extraño, ya que en las divisiones inferiores era el máximo goleador", explica. "No he sido nunca un punta neto, pero siempre he marcado como si lo fuera. Los tres goles ante el Real Madrid me ha dado la certeza de poder hacer goles también a los grandes", añade Messi.