sábado, 10 de marzo de 2007

Primera condena en Italia por turismo sexual

  • Un hombre de 56 años nacido en Verona se ha convertido en el primer condenado del país por este motivo.
  • Está acusado de explotación infantil, violencia sexual, inducción a la prostitución de menores y posesión de pornografía infantil.
  • Él se declara inocente.

Giorgio Sampec tiene 56 años, nació en Verona y trabajaba dos meses al año como guardia en un camping del lago Garda.

El resto del año lo pasaba haciendo turismo sexual, fundamentalmente en Italia.

El viernes, el tribunal de Milán le condenó a 14 años de cárcel y a pagar 65 mil euros de multa por pedofilia y difusión de material pornográfico, marcado así un punto de inflexión dentro de la historia jurídica del país transalpino.

Se trata del primer italiano condenado por turismo sexual en su país que, además de la cárcel y la multa, tendrá "prohibido a perpetuidad" el acceso a lugares "institucionalmente frecuentados por menores".

Sampec fue capturado gracias a las intercepciones telefónicas y detenido en 2005, cuando interceptaron dos llamadas en las que el acusado presumía de lo que había hecho con los niños.
En las grabaciones el hombre se jacta de haber tenido entre 2001 y 2005 relaciones sexuales con al menos 400 o 500 niños de entre 7 y 15 años.

Posteriormente, la Policía encontró en su ordenador 65 mil fotos de pornografía infantil en las que él mismo aparecía.

Según la acusación, se trataba de un verdadero experto en estas lides de manera que descubría siempre "los lugares de la prostitución infantil del lugar, los lugares donde poder tener ese tipo de relaciones" con suma facilidad.

Sampec proclamó su inocencia desde el primer momento, sosteniendo que no había tenido nunca relaciones sexuales con un menor.

Ahora su abogado, David Adami, anuncia batalla: "me pondré inmediatamente a trabajar para la apelación".

La norma, introducida en 1998 en Italia, espera erradicar el turismo sexual con penas de hasta 12 años.