viernes, 30 de marzo de 2007

Satisfacción en el Departamento de Acción Social por la sentencia que considera improcedente el despido de una trabajadora por su identidad sexual

La sentencia hace patente la necesidad de desplegar la Ley contra la homofobia .

El Departamento de Acción Social y Ciudadanía, a través de la Secretaría de políticas familiares y derechos de ciudadanía, lamenta la situación de discriminación que vivió en su puesto de trabajo la transexual Gina Sierra que denunció el despido improcedente de la empresa Euroresidencias por razón de su identidad sexual. Al mismo tiempo, manifiesta su satisfacción por la resolución y considera urgente y necesario desplegar la Ley contra la Homofobia.

El Departamento de Acción Social y Ciudadanía, a través de la Secretaría de políticas familiares y derechos de ciudadanía, lamenta la situación de discriminación que vivió en su puesto de trabajo la transexual Gina Sierra que denunció el despido improcedente de la empresa Euroresidencias por razón de su identidad sexual, y que la sentencia judicial así lo confirma.

Según la sentencia dictada por el tribunal, el despido fue hecho de forma improcedente y ha revelado tratamientos diferenciados que demuestran ser discriminatorios hacia su persona en cuanto que transsexual.

La Secretaría de políticas familiares y derechos de ciudadanía manifiesta su satisfacción por la resolución, a la vez que considera urgente y necesario desplegar la Ley contra la Homofobia que ya ha sido anunciada por la consejera Carme Capdevila.

En este sentido, la creación del Programa para el Colectivo de gays, lesbianas y transexuales y la aprobación del Plan interdepartamental para la no discriminación de las personas homosexuales y transexuales se han demostrado herramientas útiles e imprescindibles para el desarrollo de los derechos de estos sectores sociales.

Todos estos esfuerzos se hacen con la vista puesta en la consecución de una sociedad más justa, dónde la diversidad de modelos de vida convivan en paz a partir de un buen conocimiento de todas estas realidades, con respeto a la dignidad de las personas y con el objetivo de lograr unas mayores cuotas de bienestar para toda la población de Catalunya.