miércoles, 28 de marzo de 2007

Un hombre se niega a pagar la pensión a su ex mujer porque ésta ha cambiado de sexo

  • Su ex mujer considera que el cambio de sexo no afecta al acuerdo.
  • Los abogados de ambas partes creen que tendrá que seguir pagándole.
  • El único precedente, ocurrido en Ohio el año 2004, se saldó con el mantenimiento íntegro de la pensión.

Lawrence Roach es un hombre divorciado de Florida que ha decidido no seguir pagando la pensión a su ex mujer, porque ella se ha sometido a una operación de cambio de sexo, según publica la CNN.

Sus abogados alegaron el pasado miércoles en un tribunal de Florida que él acordó pagar la pensión a la mujer de la que se divorció y no al hombre en el que se ha convertido.

La mujer y sus abogados, por su parte, opinan que la operación no afecta al acuerdo y el único precedente localizado, ocurrido en Ohio el año 2004, parece darles la razón.

Roach y su esposa Julia se divorciaron en 2004 tras 18 años de matrimonio.

Él acordó pagar 1.250 dólares al mes a modo de pensión y poco después, la hasta entonces Julia Roach, de 55 años, decidió convertirse en Julio Roberto Silverwolf, después de someterse a una operación de cambio de sexo.

John McGuire, abogado de Roach, se ampara en el hecho de que "es ilegal para un hombre casarse con un hombre, por lo que debería ser ilegal, igualmente, que un hombre pague la pensión a otro hombre".

"Cuando ella se convirtió en hombre, creo que esa pensión acabó", agrega.

Julio Roberto Silverwolf no apareció el pasado martes en el tribunal y ha declinado hablar sobre el divorcio.

Su abogado, Gregory Nevins, ha dicho que los términos del divorcio son claros y firmes: Roach acordó pagar la pensión hasta que su ex mujer se casara de nuevo o muriera, y "ninguna de estas dos cosas ha ocurrido", afirma.

Los abogados de ambas partes reconocen que lo más probable es que Roach tenga que seguir pagando la pensión a su ex mujer, aunque ahora ella se haya cambiado de sexo, porque el tribunal de apelación considera que "usted es lo que usted es cuando nace", afirman los abogados del ex marido.

El precedente de Ohio

En el caso de Ohio, un tribunal de apelación dictaminó en septiembre de 2004 que un hombre del Condado de Montgomery debe continuar pagando los 750 dólares al mes en materia de pensión a su ex mujer, a pesar de que era transexual, porque su cambio de sexo no era condición suficiente, en opinión del tribunal, para considerar que el acuerdo se había violado.

John Smitten, otro de los abogados de Roach, estima que el caso se encuentra dentro de un vacío legal y considera que debe "legislarse" para que estas pensiones "dejen de pagarse".

Roach, que se ha vuelto a casar, dice que seguirá luchando porque es "una injusticia" y considera que tiene "derecho de avanzar en su vida".

"No deseo daño alguno ni dificultades a esa persona", afirmó sobre su ex mujer, de la que también dijo que "tiene derecho a ser la persona que quiera ser, a encontrar la felicidad y la paz consigo misma" pero considera que él "también tiene derecho a lo mismo".

"Ahora no puedo descansar porque estoy pagando mucho dinero cada mes", concluye.