viernes, 16 de marzo de 2007

Un juez británico tilda de "acto criminal" la muerte de un soldado inglés por 'fuego amigo' de EE.UU. en Iraq

El soldado británico que murió en Iraq en 2003 por "fuego amigo" estadounidense lo fue por un acto ilegal resultado de un ataque criminal, señaló hoy un juez de instrucción.
Al dar a conocer su dictamen sobre la investigación judicial de la muerte del soldado Matty Hull, el magistrado Andrew Walker criticó a las autoridades de EE.UU. por no cooperar en la pesquisa.

"Creo que todos los hechos no han salido a la luz. Fue ilegal porque no había razón legal para ello y en ese sentido fue delictivo", subrayó el juez al leer su veredicto.

Hull, de 25 años, murió por las graves heridas sufridas en el carro de combate en el que viajaba como parte de un convoy de vehículos acorazados que avanzaba por las cercanías de la ciudad de Basora cuando fueron atacados por un caza A-10 de EE.UU.

"El ataque contra el convoy supuso una agresión", subrayó Walker, quien es juez adjunto del distrito del condado de Oxfordshire (sur de Inglaterra).

"No creo que este caso haya sido un error sincero. No hay pruebas de que los pilotos actuasen en defensa propia", agregó. El dictamen se conoció después de que la esposa del soldado, Susan Hull, emprendiese una larga batalla para establecer la verdad sobre la muerte del militar, quien perdió la vida en marzo de 2003.

Susan Hull rompió a llorar en la sala judicial nada más conocerse el dictamen de hoy. En declaraciones a la prensa, la viuda, de 30 años, dijo que sentía un gran alivio por el dictamen, pero manifestó su decepción por la falta de cooperación de Estados Unidos.

La viuda pidió ayer ayuda al presidente de EE.UU., George W. Bush, para esclarecer las circunstancias del fallecimiento de su marido.

A las puertas del centro donde se celebró la investigación en Oxford, Susan Hull pidió a Bush que facilitase al juez instructor una información clave que, según ella, ocultan las autoridades estadounidenses.

El caso de Hull acaparó la atención de los medios británicos después de que el periódico 'The Sun' publicase recientemente detalles de un vídeo que captó la muerte del soldado británico.

'The Sun' publicó extractos de la comunicación de los pilotos estadounidense en el momento de producirse los hechos de Basora. Esta grabación fue mostrada en privado a la familia del soldado durante la investigación judicial.