lunes, 5 de marzo de 2007

Un juez prohibió a Telecinco repetir anoche el reportaje sobre la guardería cerrada en Madrid

Telecinco no pudo repetir anoche, como tenía previsto, la emisión del reportaje que el pasado jueves provocó el cierre de una guardería privada del madrileño barrio de San Blas. El centro, 'El borreguito azul', está acusado de infringir supuestos malos tratos a los menores, según la denuncia del espacio 'Diario de...' que dirige y presenta la periodista Mercedes Milá.

Ayer por la tarde, un juez solicitó la grabación del programa a la cadena a instancias del ministerio fiscal, que pidió que no se volviera a emitir el espacio, exhibido el martes por la noche en Telecinco.

Una vez visionado, envió una orden judicial para prohibir cautelarmente su emisión puesto que considera que la denuncia ya ha sido realizada y que la redifusión del espacio puede hacer revivir a los niños y sus familias situaciones duras.

Según fuentes de la Consejería de Educación, fue un grupo de padres el que el domingo acudió al juzgado para solicitar la paralización de la emisión del programa.

Telecinco anunciaba la suspensión del espacio con un rótulo en pantalla que señalaba: “A esta hora estaba prevista la reposición del programa 'Diario de... Maltrato en la guardería'. Hace escasas horas, un juez ha decretado la suspensión cautelar de la emisión. Telecinco acata esta decisión pero no la comparte por considerar que vulnera el derecho a la información. El reportaje cumplía una función de servicio público al denunciar una situación grave ante la pasividad por parte de las autoridades”.

El programa, grabado con cámara oculta a finales del mes de diciembre, surgió a raíz de la denuncia de una ex trabajadora de la escuela infantil que dejó su puesto por no estar de acuerdo con el trato que se daba a los niños.

Una periodista consiguió entrar en el centro como cuidadora de los pequeños -sin la titulación pertinente- y grabar imágenes en las que se observa cómo se da de comer por la fuerza a los niños, se les chilla e incluso se les hace ingerir sus propios vómitos.

El espacio muestra además cómo Mercedes Milá visita al Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Luis Peral, y al Defensor del Menor, Arturo Canalda, les enseña las imágenes y ambos se comprometen a tomar medidas.

Hasta que se emitió el espacio el pasado martes, no se clausuró el centro. Según la Consejería de Educación y el Defensor del Menor, una inspección educativa visitó la escuela infantil en diciembre, pero no detectó malos tratos, sólo que algunas de las educadoras no tenían titulación.
Se instó al centro a que subsanara esta situación pero, después de la emisión de las imágenes, se ha abierto una investigación y se ha decidido cerrar el centro.