viernes, 30 de marzo de 2007

Un obstáculo intencionado causó anoche una avería en un tren de Cercanías de Renfe y provocó retrasos de 30 minutos

Renfe interpondrá una denuncia ante la Guardia Civil al detectar indicios de intencionalidad en la colocación sobre la vía de un obstáculo que provocó ayer la avería de un tren de cercanías cuando circulaba por el tramo Vilanova-Sitges y provocó retrasos medios de 25 minutos.

Según ha informado Renfe, una señal ferroviaria de unos 60 centímetros de diámetro apareció arrancada de su poste de sujeción y tirada sobre las vías, lo que provocó la rotura de las tuberías generales y del sistema de frenado del tren.

El incidente se produjo en el trayecto de Vilanova-Sitges, a unos dos kilómetros de esta estación, y provocó la parada del tren a las 20.22 horas.

Los viajeros fueron transbordados a otro tren sobre las 21.00 horas, en plena vía, para continuar hasta su destinos.

El tren averiado se apartó en la estación de Sitges a las 21.40, momento en que se recuperó la circulación por ambas vías en el trayecto Vilanova-Sitges.

La incidencia provocó retrasos medios de 25 minutos en la línea 2 de Cercanías y en los trenes de media y larga distancia que circulan por este trayecto.