miércoles, 7 de marzo de 2007

Una mujer de Caldes d'Estrac, en estado grave por los martillazos que le propinó su marido en plena calle

Una mujer de 62 años de Caldes d'Estrac (Maresme) se encuentra ingresada en estado grave en el Hospital Can Ruti de Badalona como consecuencia de los golpes que su marido le asestó con un martillo en plena calle. El agresor, de 65 años, ha sido detenido por los Mossos d'Esquadra y pasará en las próximas horas a disposición judicial, según han confirmado los Mossos d'Esquadra.

La mujer, que ingresó consciente, está ingresada en la UCI fuera de peligro y, según las previsiones, en los próximos días podrá pasar a planta. Ayer por la tarde le operaron por una lesión craneoencefálica y se le practicó neurocirugía, según confirmó a Europa Press un portavoz de Can Ruti.

Fractura de cráneo

La pareja, que hace dos meses que se instaló en Caldes, discutió y el hombre tomó un cuchillo. La hija del matrimonio y el nieto consiguieron reducir inicialmente al hombre, le quitaron el cuchillo y lo tiraron para que no pudiera recuperarlo.

Posteriormente el hombre cogió un martillo y propinó varios golpes en la cabeza de la mujer. La agresión le ocasionó una grave fractura en el cráneo y la pérdida de mucha sangre, lo que hizo pensar al hombre que la había matado, según fuentes policiales.

Aunque el agresor también ingresó en un primer momento en el centro sanitario, obtuvo el alta médica poco después, ya que las heridas que se había causado eran superficiales. Sin embargo, su mujer tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y, aunque se recupera favorablemente, su situación todavía es delicada, según fuentes del Ayuntamiento de Caldes d'Estrac.

En lo que va de año, tres mujeres han perdido ya la vida a manos de su pareja sentimental en Catalunya.