lunes, 26 de febrero de 2007

Irak: un vicepresidente salió ileso tras un atentado

Adel Abdel-Mahdi estaba reunido con funcionarios municipales cuando un coche bomba explotó cerca del edificio ubicado en el exclusivo vecindario de Mansour. En el ataque, diez personas murieron y 18 resultaron heridas.

Un coche-bomba explotó hoy cerca de un edificio donde un vicepresidente iraquí sostenía una reunión y el estallido mató al menos 10 civiles e hirió a 18. El funcionario resultó ileso.

Adel Abdel-Mahdi, de origen shiíta y uno de los dos vicepresidentes de Irak, nunca estuvo en peligro, dijo uno de sus asistentes. La Policía informó que al menos 10 personas murieron en la explosión del vehículo que estaba estacionado.

La reunión, que incluía a funcionarios municipales y de obras públicas, se llevaba a cabo en el exclusivo vecindario de Mansour, donde están ubicadas numerosas embajadas.

El otro vicepresidente iraquí es Tariq al-Hashemi, de la comunidad sunnita.