lunes, 26 de febrero de 2007

Irán: "No hay marcha atrás"

Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán, declaró que no pretende detener el programa nuclear que se desarrolla en su país, y se refirió al mismo comparándolo como "un tren sin frenos y sin reversa".

El gobernante realizó este nuevo desafío en vísperas de la reunión que mantendrán delegados de Naciones Unidas para discutir futuras sanciones en contra de Teherán.


En respuesta, la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, hizo referencia a las declaraciones de Ahmadinejad diciendo que Irán no necesita una "marcha de reversa", sino un "botón de detención".


También urgió a las autoridades iraníes a que regresen a la mesa de negociación para resolver la disputa acerca de su programa de enriquecimiento de uranio.


"Irán puede tomar otro camino: detener las actividades de enriquecimiento y procesamiento (de uranio) como lo demanda la comunidad internacional", expresó Rice en una entrevista para la televisión estadounidense.


Y agregó que, "todos estamos preparados para tener negociaciones en cualquier momento y en cualquier lugar".


Uso de la fuerza

Previamente, el vicepresidente de EE.UU., Dick Cheney, advirtió que el uso de la fuerza es una de las opciones a seguir en caso de que Irán siga desafiando a Occidente.

Mientras tanto en Irán, el viceministro de Relaciones Exteriores, Manouchehr Mohammadi, expresó que los iraníes "están preparados para cualquier situación, incluso la guerra".

En contraste, Ali Larijani, secretario del Concejo Supremo de Seguridad y jefe negociador del programa nuclear iraní, dijo que Teherán busca una salida rápida y de caracter político a la polémica internacional generada por las actividades de su país.

A su vez, en la cumbre de Cancilleres Islámicos celebrada en Turquía, y que reúne a ministros de siete países de Medio Oriente, se escucharon voces que apelan a la solución pacífica de esta disputa.

"Es vital que todas las diferencias se resuelvan por la vía diplomática. Bajo ningún punto de vista se debe recurrir al uso de la fuerza", dice el comunicado emitido tras la reunión de los ministros de Egipto, Indonesia, Jordania, Malasia, Pakistán, Arabia Saudita y Turquía.

Sanciones

Los miembros permanentes del Concejo de Seguridad de la ONU, junto a un delegado de Alemania, se reunirán este lunes en Londres para discutir las posibles sanciones en contra de Irán.

El encuentro fue programado tras el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que señala que Irán no ha detenido su actividad de enriquecimiento de uranio, ignorando así una fecha límite impuesta por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Ali Larijani opina que el pedido de la ONU es inaceptable, y advierte al Concejo de Seguridad que renuncie a su "actitud hostil", porque su país responderá "proporcionalmente" a cualquier futura presión.