martes, 27 de febrero de 2007

Joan Clos cree que "un pactro" para una "solución española" a Endesa en torno a Acciona tiene más posibilidades que E.On

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, ha apostado claramente por una "solución española" en torno a Acciona para Endesa, que a su juicio tiene "más probabilidades" de salir adelante que la representada por E.On. La razón es que es "muy difícil" alcanzar la mayoría necesaria para levantar los blindajes estatutarios que la alemana ha fijado como condición para su OPA. Estas declaraciones de Clos a la cadena SER se producen un día después de que el ministro coincidiera en un acto con Manuel Pizarro, presidente de Endesa, en el que se le entregó un premio como "mejor empresario del año".

Joan Clos ha hablado para la cadena SER, ante cuyos micrófonos ha declarado que "probablemente se vaya a una determinada forma de pacto", sin precisar en qué consistiría tal acuerdo. Industria se ha mostrado contraria a la oferta de la alemana por el capital de Endesa desde el momento en que se supo de las intenciones de E.On. Bajo el mandato de José Montilla se cambió la ley para dar más poderes a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que pudo así imponer 19 condiciones a E.On con el objetivo de hacer menos atractiva, y entorpecer, la adquisición de Endesa. De ellas, 18 fueron declaradas ilegales, lo que ha abierto un frente de enfrentamiento del Gobierno con Bruselas.

Joan Clos, pese a declarar que una "solución española" es más probable que la alemana y pese a anunciar un pacto en ese sentido, ha declarado a la cadena de radio que "no queremos intervenir y creemos que tienen que ser los accionistas los que encuentren sus propios acuerdos".La llamada "solución española" consistiría en la creación de un núcleo accionarial estable en torno al grupo constructor Acciona que impidiera la toma de control de Endesa por parte del grupo energético alemán E.On. Para conseguirlo, ese núcleo debería evitar que en la próxima Junta Extraordinaria de Accionistas, que se celebrará el 20 de marzo, se levanten las limitaciones de voto fijadas en los Estatutos de Endesa. Para cambiar el artículo 32 de los Estatutos, que limita al 10 por ciento los derechos políticos, es necesario el respaldo de más del 50 por ciento del capital.Al ser preguntado por cuál de las dos opciones planteadas –la toma de control por parte de E.On o la "solución española"– tiene más posibilidades de éxito, Clos ha dicho: "yo creo que la segunda tiene mas probabilidades que la primera en estos momentos, porque es muy difícil tener las mayorías requeridas para cambiar los Estatutos de la sociedad".

Dos años para acabar con las subvenciones de tarifa

Joan Clos, se ha mostrado seguro de que España cumplirá "en un plazo razonable de entre un año y medio o dos años" con el mandato de la Comisión Europea de no subvencionar las tarifas eléctricas a los grandes operadores. Clos ha precisado, en el curso de la entrevista, que a mediados de año entrará en vigor la previsión de modificación de las tarifas, que relaciona parte del precio de la electricidad con el petróleo, y que permitirá a España "cumplir con todos los requisitos de la Unión Europea para que los precios de la electricidad no tengan subvenciones encubiertas". En este sentido, el ministro ha indicado que la intención del Gobierno ha sido la de afrontar estos cambios en las tarifas "de una forma paulatina y suave, para que no se produzca ningún mazazo".

El pasado 25 de enero, la Comisión Europea abrió una investigación formal sobre posibles ayudas públicas ilegales a las grandes y medianas empresas y a los operadores eléctricos tradicionales en España en forma de tarifas eléctricas reguladas "artificialmente bajas", que provocaron un déficit de 3.810,5 millones de euros en el sector eléctrico español en 2005. Si el Ejecutivo comunitario concluye que efectivamente las tarifas reguladas constituyen subvenciones públicas ilegales, "las compañías eléctricas deberían devolver la compensación que reciben del Gobierno", afirmó entonces el portavoz de Competencia, Jonathan Todd, que citó, en concreto, a Endesa e Iberdrola.

Además, Clos, preguntado por la afectación para los usuarios del cambio regulatorio en las tarifas, ha dicho que "no se va a producir ningún palo" para los consumidores, pues actualmente se está produciendo una "situación provisionalmente positiva y estable". En este sentido, Clos ha recalcado que el petróleo está actualmente "estabilizado entre los 56 y 58 dólares el barril lo que, junto al invierno relativamente suave y con consumo estable, tiene un efecto de atenuamiento de los precios de la electricidad".


Clos considera que la electricidad pasará a tener un comportamiento similar al de las gasolineras, aunque con revisiones trimestrales de precios y no semanales, como en ese caso, "que permitirán que los precios se adapten suavemente a las subidas o bajadas del precio del combustible base con que se fabrica la electricidad".