miércoles, 28 de febrero de 2007

Robados dos 'picassos' en casa de la nieta del artista en París

Dos cuadros de Pablo Picasso de un valor estimado en 50 millones de euros han sido robados del domicilio parisiense de Diana Widmaier-Picasso, nieta del pintor español, según han informado fuentes policiales.

Se trata de dos retratos, uno de su hija Maya y otro de Jacqueline, la segunda y última esposa del pintor.

El retrato de Maya, titulado Maya con una muñeca, fue pintado en 1938 y mide 60 centímetros de ancho por 74 centímetros de alto. En la tela, Maya aparece cuando tenía 3 años sentada con una muñeca en el regazo.

Del retrato de Jacqueline solo ha trascendido que tiene unas dimensiones de 170 centímetros de ancho por 150 de alto.

Vivienda de un distrito exclusivo

Los cuadros fueron sustraídos en la noche del lunes al martes pasado del apartamento que la nieta de Picasso tiene en la calle de Grenelle, en el exclusivo distrito VII de la capital francesa.

Los autores del robo penetraron en la vivienda sin forzar la puerta ni las ventanas. La Policía Judicial de París se ha hecho cargo de la investigación.

La directora del Museo Picasso de París, Anne Baldassari, ha apuntado además la posible sustracción de otros cuadros y dibujos de la casa de Widmaier-Picasso, algo que las fuentes policiales no han confirmado.