miércoles, 28 de febrero de 2007

Un hombre se convierte en estrella "porno" por accidente

El mexicano Miguel Ángel Gómez rompe con el estereotipo de estrella porno: es bajito, flaco y con un rostro muy corriente. Sin embargo, ganó un concurso de nuevas promesas del cine X el año pasado al que se presentó casi por error. En la imagen, asistentes desfilan por la "Expo Sexo 2005.

El mexicano Miguel Ángel Gómez rompe con el estereotipo de estrella porno: es bajito, flaco y con un rostro muy corriente. Sin embargo, ganó un concurso de nuevas promesas del cine X el año pasado al que se presentó casi por error.

Un amigo suyo consiguió entradas para la Expo Sexo and Entertainment 2006 que tenía lugar en Ciudad de México.

Quería presentarse al "Casting XXX" que seleccionaba a un chico o chica para rodar una película porno "sólo como una broma", explicó Miguel Ángel a Efe en una entrevista durante la presente edición de Expo Sexo.

El estaba fuera de la fila porque no quería apuntarse pero su amigo le llamó y "cuando me acerqué, me empujó a la mesa de registro. Ya que estaba allí, me inscribí", relató divertido.
En un principio lo hizo sólo "por la malicia de si podía tocar a la chica", ya que en una de las pruebas tenían que fingir posturas eróticas con una actriz.

Pero cuando se quiso dar cuenta, había ganado el concurso e iba a firmar un contrato con una productora estadounidense por 38.092 euros para grabar treinta escenas porno .

En las pruebas para alzarse con el premio, Miguel Ángel solo fingió algunas posturas sexuales y posó desnudo. Nada de sexo real. Así que, cuando llegó el momento de filmar las escenas, al chico le entró el pánico.

"Se suponía que sería en un cuarto con sólo dos personas, ¡pero había veinte personas!", exclamó, todavía con un punto de vergüenza.

El personal de la Expo y de la productora allí presentes pensaban que no sería capaz de acabar las escenas, por los nervios, la inexperiencia y la belleza de la actriz, Brooke Haven, una de las más famosas del momento.

Sin embargo, tuvieron que fingir el final, un hecho que dejó a Miguel Ángel medio resentido, por no haber podido rematar la faena, ya que, como él mismo confiesa, "sólo he tenido una relación sexual, bueno ¡ahora dos!".

Ante esta situación, el joven actor va a tener que recurrir a una amiga que se ha ofrecido para que "entrene" con ella, "o a una chica de la universidad que tiene fama de ser muy buena en la cama".

El propio Miguel Ángel reconoció que no sabía "qué habían visto" en él para querer convertir a un mexicano corriente de clase baja, estudiante becado de Derecho, en un "pornstar".

"Esto me ha cambiado la vida totalmente, me costaba mucho estar con muchachas, no me hacían caso pero ahora me habla gente que nunca lo había hecho, ¡es bien extraño!", comentó Miguel Ángel.

Su prioridad en este momento es terminar la carrera en junio. "Imagínate todas las horas que pasé estudiando, todo el dinero que invirtieron mi papá y mi mamá, como para que ahora lo deje", dijo.

La Expo Sexo and Entertainment ha celebrado su cuarta edición en el Palacio de los Deportes del Distrito Federal, con gran éxito de público, según explicó a Efe su organizador, Alberto Kibrit.
A lo largo de cinco días, sus visitantes han paseado entre juguetes sexuales de todo tipo, shows eróticos y estrellas del porno.