lunes, 26 de marzo de 2007

Bojinov y Obinna, en la órbita del Barça

El nigeriano, que ayer cumplió veinte años, ya lleva dos en la Serie A con el Chievo. El búlgaro, de 21, milita en la Juventus y está cedido por la Fiorentina.


El ‘mercato’ italiano ha relacionado dos nuevos nombres de futuro con el FC Barcelona, Obinna Nsofor y Valeri Bojinov dos jóvenes delanteros que se desenvuelven en el Chievo y la Juventus, respectivamente.

Obinna Nsofor tiene 20 años recién cumplidos ayer domingo y ya lleva dos campañas en el Chievo jugando con asiduidad. El Inter contempló la posibilidad de ficharle en el pasado mercado de invierno por cuatro millones de euros pues el Chievo tiene problemas económicos. El principal handicap del nigeriano es que ocupa plaza de extracomunitario, aunque el Barça en estos momentos sólo tiene dos plazas ocupadas, la de Samuel Eto’o y la de Ronaldinho de Assis que en breve podría solucionar su nacionalización.

En la presente campaña, OBinna Nsofor ha disputado 14 partidos con el Chievo, 13 de ellos como titular, y ha conseguido 5 goles. El jugador ha sido ofrecido al Barça, al Espanyol y al Real Madrid que estarían valorando el interés de una apuesta de futuro como la del nigeriano pues pese a su juventud ya acumula dos temporadas de experiencia en la máxima categoría del ‘Calcio’.

Por otra parte, el delantero búlgaro Valeri Bojinov podría ser otro de los objetivos del Barça de cara a la próxima temporada, según aseguraban ayer en Italia.

Bojinov, de 21 años, juega en la serie B con la Juventus, a la que llegó el verano pasado en calidad de cedido por la Fiorentina, y según apuntaban ayer varias webs italianas, ahora estaría en la mira de los servicios técnicos del Barça que habrían seguido su evolución con detenimiento.

Las cifras que se barajaban en Italia hacían menos viable la posibilidad de la operación pues según aseguraban el coste del traspaso rondaría los 15 millones de euros, que es el precio que la Fiorentina pagó al Lecce por su fichaje en enero del 2005. En la operación sería la inclusión de jugadores y uno de los nombres que se barajan en Italia es el de Thiago Motta, cuyo traspaso tasaban en cuatro millones de euros.

Una cantidad realmente fuera de la realidad teniendo en cuenta que, pese a los problemas del italo-brasileño en la última campaña, es un centrocampista contrastado al máximo nivel y uno de los favoritos de Frank Rijkaard.