sábado, 10 de marzo de 2007

Cortarán el árbol de Ana Frank

Será cortado el viejo castaño que animaba los días de Ana Frank durante la ocupación nazi de los Países Bajos.


El Concejo de la ciudad de Ámsterdam dijo que el árbol enfermo, ubicado detrás del edificio en donde la familia judía Frank se refugió, había sido atacado por un hongo.

Sin embargo después de que grupos ambientalistas protestaran ante el museo de Ana Frank, se replanteó la idea de cortar el árbol.

El castaño, que tiene al menos unos 150 años de edad, está clasificado como monumento.

Nueva vida

El árbol de 27 toneladas fue atacado por un hongo que lo vuelve peligroso si llega a caer, por lo cual el Concejo de la ciudad ordenó su tala.

El hongo pudre la madera y ha generado preocupaciones por la salud pública.

Pero después de una campaña de cabildeo para salvar el árbol de Ana Frank, se tomaron injertos y pronto habrá un árbol joven que reemplace al original que la niña veía en el patio desde su escondite en el ático.

El nuevo árbol será la gran atracción del museo de Ana Frank en donde se conserva el pequeño apartamento de la familia.