jueves, 1 de marzo de 2007

El 'Pichichi' de la Bundesliga quiere jugar en el Barça

Es, sin duda, la gran revelación de la temporada en Alemania. Se llama Mario Gómez, juega en el Stuttgart y a pesar de que el fútbol italiano sueña con él, él sueña con el Barça

"Me quedo en el Stuttgart". La frase es de Mario Gómez. 21 años. Hijo de emigrantes españoles que se fueron a Alemania. Mide 1,89 y pesa 79 kilos. Es un delantero centro goleador. De hecho, a día de hoy, el máximo goleador de la liga alemana no es Makaay, ni Podolski, ni Klose... Es él. Lleva ya 13 goles y el pasado 7 de febrero debutó con la selección alemana absoluta, que ganó 3-1 a Suiza, con un gol del mismo Mario Gómez.

Con todos estos datos, no es de extrañar que Gómez figure en las agendas de los principales equipos europeos y, como no, en la de los italianos. Pero difícilmente acabará en el calcio. Primero, porque renovó por el Stuttgart hasta el año 2011, con una cláusula de rescisión de 25 millones de euros. Pero, segundo, y probablemente más importante, porque si tiene que dejar Alemania, tiene muy claro donde quiere ir. Y no es a Italia.

"El Barcelona es mi equipo preferido fuera de Alemania. Pero si recibiera una oferta del Barça tendría que ser paciente y esperar hasta acabar mi contrato con el Stuttgart". Eso, o que Laporta negociara con el club alemán que, seguramente, por menos de 25 millones también le dejaría ir...

De momento, el director deportivo del Stuttgart ya ha avisado a las posibles novias de Gómez. "Hay clubes ingleses, italianos y españoles interesados por Gómez pero no le dejaremos ir fácilmente".