lunes, 12 de marzo de 2007

Escándalo en El Salvador: retiran al embajador israelí por conductas obscenas

Tzuriel Rafael fue encontrado por la policía en el jardín de su casa desnudo, amordazado, esposado y en condiciones de ebriedad. El Ministerio de Exteriores dispuso el relevo del cargo del diplomático. No obstante, seguirá cumpliendo funciones en la cartera, ya que la Cancillería considera que no cometió ningún delito.

El embajador israelí en El Salvador fue enviado a su país tras verse envuelto en un escándalo de connotaciones sexuales. Según fuentes diplomáticas de Jerusalén, el funcionario fue hallado fuera de su residencia, borracho y desnudo.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores isarelí, Yariv Ovadia, explicó que cuando se conoció lo ocurrido, el organismo actuó con rapidez y decisión, para retirar a Tzuriel Rafael de su cargo.

Asimismo describió el comportamiento del enviado diplomático como "inapropiado" e "inaceptable", aunque no criminal.

La policía local destinada a la custodia de la residencia ubicada en la capital San Salvador, lo encontró en el jardín esposado, amordazado y con una pelota de goma en la boca, explicaron las fuentes a la agencia de noticias DPA.

De acuerdo con lo informado por distintos medios isarelíes, el hecho sucedió hace dos semanas luego de que el diplomático participara en una reunión de sado-masoquistas.

A pesar de su estado de embriaguez, Rafael se identificó ante los policías y precisó que era el embajador de Israel en El Salvador.

"El Ministerio de Exteriores puso en marcha el relevo en esa plaza diplomática", informó la vicedirectora del Departamento de Prensa, Zehavit Ben Hilel.

Rafael seguirá como funcionario del Ministerio pues se trata de un asunto privado, y aunque "su comportamiento no ha sido adecuado para un funcionario público, no cometió un delito", indicó Ben Hilel.