lunes, 19 de marzo de 2007

Fallece el seleccionador paquistaní de críquet tras la inesperada derrota ante Irlanda

Pakistán continúa conmocionado con la muerte de su seleccionador nacional de críquet, Bob Woolmer, cuyo cadáver apareció este domingo en la habitación de su hotel de Jamaica tras la derrota de su equipo contra Irlanda, una de las 'cenicientas' del Campeonato del Mundo que se celebra estos días. Woolmer fue hallado muerto en el hotel de Kingston por razones que aún no se conocen, aunque se sospecha que el estrés sufrido tras la derrota de su equipo el día anterior pudo provocarle un ataque al corazón.

El antiguo capitán de la selección paquistaní y leyenda del mundo del críquet, Asif Iqbal, dijo que su entrenador tuvo que soportar "fuertes críticas" desde que fue elegido seleccionador nacional, pero que la eliminación pakistaní contra Irlanda fue "un choque demasiado fuerte para él".

El Mundial de Críquet comenzó el pasado 13 de marzo en varios países del Caribe con la participación de 16 equipos y con una audiencia estimada de 2.000 millones de telespectadores, lo que le convierte en uno de los eventos deportivos en importancia a nivel mundial, junto a los Juegos Olímpicos y los Mundiales de fútbol y rugby.