lunes, 12 de marzo de 2007

Ferrari es el gran favorito de la temporada

Todos, desde Fernando Alonso al ahora retirado Michael Schumacher, coinciden en que la escudería italiana es la gran candidata para dominar la Fórmula 1 durante 2007. Y entre los pilotos, Felippe Massa ya picó en punta a la hora de los pronósticos. El fin de semana se correrá la primera fecha en Melbourne.

El español Fernando Alonso y el alemán Michael Schumacher, verdaderos campeones de la Fórmula 1, uno de la actualidad y otro del ayer, coincidieron en que Ferrari es el gran favorito de cara a la nueva temporada que comienza el próximo fin de semana.

Alonso, quien este año defiende el título corriendo por primera vez para el equipo McLaren-Mercedes, dijo que "tal como dominaron los ensayos previos, los de Ferrari son para mí la referencia".

En la misma apreciación coinciden también el ahora retirado Schumacher y varios de los pilotos que comienzan la temporada en el Gran Premio de Australia, en Melbourne.

"Creo que nos hemos preparado muy bien y tenemos grandes posibilidades", dijo el siete veces campeón del mundo Schumacher, ahora asesor y miembro de Ferrari.

El alemán, que no viajará a Melbourne, se mostró impresionado por los resultados de los últimos ensayos del equipo con el que cosechó los máximos triunfos de su trayectoria: "El comienzo de la temporada me apasiona. Creo que va a ser muy interesante, emotiva, con mucho suspense", dijo el ex corredor, de 38 años.

El favoritismo de Ferrari se basa sobre todo en la labor del piloto brasileño Felipe Massa en los ensayos en el circuito de Bahrein, en los que doblegó por un notable margen a su compañero de equipo, Kimi Raikkonen.

Para el pope de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, Massa es incluso el favorito para llevarse la corona al final de la temporada. El jefe de Ferrari, Jean Todt, reconoció que Massa fue hasta ahora "el piloto más subestimado del circuito".

¿Qué piensa el propio Massa? Es cauto: "No soy de aquellos que ahora empiezan a hablar del título". Para Todt, el comienzo de la temporada en Melborune es "algo muy especial. Abrimos un nuevo capítulo en la extraordinaria historia de Ferrari. Por primera vez en once años no será Michael Schumacher el que se siente al volante de uno de nuestros coches". Y aclara que la expectativa es grande. "Hemos trabajado muy bien en la pretemporada, pero los resultados concretos los veremos en la primera sesión de clasificación de Melbourne".