miércoles, 7 de marzo de 2007

Gran Bretaña: condenaron a una abuela que producía y consumía marihuana para uso terapéutico

La mujer, de 68 años, dijo que la necesita para combatir la depresión y problemas de reuma que le quedaron como secuela de un accidente automovilístico. Pero el jurado la sentenció a prisión en suspenso.

Una abuela británica fue condenada a prisión en suspenso en su país por plantar y consumir marihuana en su casa particular de Nortumberland, en el norte del país.

Patricia Tabram tiene 68 años y, durante el juicio, dijo que desde hace varios años produce y consume marihuana pero con fines terapéuticos. Según declaró la abuela, usa el cannabis para combatir la depresión y problemas de reuma que le quedaron como secuela de un accidente de tránsito.

Sin embargo, la jueza que estuvo a cargo de la causa leyó el veredicto del jurado, que halló a la mujer culpable de haber plantado y consumido cannabis.

"Soy una anciana y estoy decepcionada por el veredicto. Me decepciona que el jurado no haya tenido consideración de una mujer de mi edad, con mis problemas físicos y la forma en que trato de solucionarlos", destacó Tabram.