martes, 6 de marzo de 2007

¡Jonatas se fugó a Brasil!

El jugador plantó al Espanyol y se esfumó sin avisar a nadie y en las horas previas al partido de la UEFA. El brasileño no acudió al entrenamiento matinal y por la noche se supo que se había desplazado a su país.

Fue un día de locos. Tan esperpéntico como lamentable. Jonatas Domingos, sin permiso alguno club y sin notificarlo a nadie, abandonaba Barcelona para regresar a Brasil. El silencio de su fuga originó un caos de enormes proporciones que no se resolvió hasta anoche. Según un portavoz del club, el Espanyol no tuvo constancia del desplazamiento hasta las 20.50 horas. Durante la jornada circularon todo tipo de rumores que mantuvieron en vilo a la cúpula blanquiazul. En estos momentos, el Espanyol, a través de un segundo comunicado ya ha señalado que está recabando toda la información de este “incomprensible comportamiento”. Con toda seguridad habrá sanción, pero se desconoce su magnitud.

La jornada de despropósitos ya arrancó a primera hora cuando Jonatas no acudió al entrenamiento. Fue un primer síntoma de que algo no iba bien, aunque se intentó tapar de la mejor forma posible. Valverde, antes de abandonar la Ciutat Esportiva, disculpaba al jugador señalando que tenía problemas físicos. El resto de técnicos y algunos jugadores mostraban su extrañeza, aunque recordaban que no era la primera vez que el brasileño se ‘despistaba’ y se saltaba un entrenamiento.

A primera hora de la tarde sí resonaron todas las alarmas. El consejero Dani Ballart, persona afín al reducido círculo de Jonatas, confirmaba que el brasileño no atendía al teléfono y se personaba en su domicilio particular. Allí constató que el jugador y su vehículo habían desaparecido, aunque permanecían sus objetos personales.

El club confirmó que activó todos los protocolos habituales para encontrar el paradero de Jonatas, ya que los contactos con su familia y representante en Brasil tampoco aportaron nada nuevo. Desde el Espanyol se insiste en que ambos negaron tener cualquier noticia del centrocampista. Finalmente, gracias a las indagaciones de los cuerpos de seguridad llegó la confirmación final. Jonatas se encuentra en Brasil tras un viaje fugaz. El billete tiene el regreso abierto... Fin a otro periplo increíble de un jugador inadaptado y de carácter inestable.