sábado, 10 de marzo de 2007

Naomñi Campbell deberá limpiar un edificio publico para cúmplir un castigo.

El próximo trabajo de la supermodelo británica Naomi Campbell será fregar los suelos de un edificio público de Nueva York, un trabajo con el que cumplirá la condena que le impuso un tribunal neoyorquino por golpear a una empleada.

El fallo del tribunal, del que hoy se hacen eco los medios estadounidenses, asigna a la modelo el cumplimiento de cinco días de servicios a la comunidad en los que tendrá que limpiar un edificio del departamento de Sanidad.

Concretamente, Campbell deberá trabajar de lunes a viernes en un edificio público del sureste de Manhattan.

La modelo británica se había declarado culpable el pasado mes de enero ante un juez neoyorquino de un delito de agresión, relacionado con una disputa que mantuvo con una ex empleada a la que golpeó con un teléfono móvil.

Campbell admitió ante el juez que había lanzado el teléfono a Ana Scolavino durante una disputa en su apartamento de Manhattan y que el aparato golpeó a la ex empleada aunque, aseguró, no tenía intención de lastimarla.

La causa de la airada reacción fue que la asistente no podía hallar de inmediato unos pantalones vaqueros que pedía Campbell.

En noviembre pasado se conoció que la súper modelo negociaba un acuerdo con la fiscalía para aceptar su culpabilidad por un delito menor y evitar así el juicio y una posible condena que podía haber llegado hasta los siete años de cárcel.

Junto a la declaración de culpabilidad, la modelo aceptó entonces abonar gastos médicos por un total de 363 dólares a la ex empleada, cumplir con los servicios comunitarios durante cinco días que ahora le han asignado y asistir a unas sesiones de terapia para controlar su temperamento.
No es la primera vez que Campbell es acusada de maltratar o atacar a empleados. Entre ellos, Gaby Gibson, de origen rumano, la denunció el pasado año por presuntas burlas e insultos a causa de su pobre dominio del inglés.

Según declaraciones del portavoz de la modelo a la cadena británica BBC, Campbell está preparada para cumplir los servicios a la comunidad que le asignó el juez.

Algunos medios aseguran también que Campbell realizará sus tareas como limpiadora en el interior del edificio.