sábado, 3 de marzo de 2007

| Por el escándalo de los paramilitares, ordenan la captura del padre de la ex canciller de Colombia

Está acusado de participar en un secuestro cometido hace cinco años. Por el caso permanece detenido un hermano de la ex funcionaria. Consuelo Aráujo renunció el 19 de febrero, tras darse a conocer presuntos vínculos de familiares suyos con grupos de ultraderecha.

La Justicia colombiana ordenó la detención de Alvaro Araújo Noguera, padre de la ex canciller Consuelo Araújo, acusado de participar en un secuestro cometido hace cinco años por grupos paramilitares.

La captura fue ordenada por un fiscal Antisecuestros colombiano, aunque no se llevó a cabo ya que el padre de la ex canciller se encontraría en Maracaibo, Venezuela.

Araújo Noguera está acusado de participar en el secuestro un familiar de Víctor Ochoa Daza, integrante de un grupo político rival en el estado de César, al norte del país. Por el caso permanece detenido un hermano de la ex canciller.

Según la investigación, los Araújo pidieron a un jefe paramilitar que secuestrara a un familiar de Ochoa, un rival político y candidato a senador nacional por el mismo distrito.

Concretado el secuestro, los Araújo se contactaron con la familia en calidad de mediadores, y le dijeron que para obtener la libertad de su pariente, Víctor Ochoa debía renunciar a su candidatura y apoyar la de Aráujo hijo, afirma la investigación.

"La Corte encontró que el secuestro respondió a un plan criminal dirigido a fortalecer la aspiración de Alvaro Araújo Castro al Senado", consigna el informe.

Las probables relaciones de Araújo padre e hijo con grupos paramilitares de ultraderecha provocaron la renuncia a la Cancillería de María Consuelo Araújo.

La funcionaria debió presentar su dimisión el 19 de febrero, cuatro días después de que fuera detenido su hermano y cuando las sospechas sobre su padre ya ocupaban importantes espacios en la prensa colombiana.