sábado, 10 de marzo de 2007

¡A por el Madrid!

El Madrid es el mejor rival que podría tener el Barça tras recibir dos golpes tan duros: la derrota en Sevilla y la eliminación en Liverpool

La eliminación europea ha dejado tocado al Barcelona y al Madrid, que hoy se miden en el Camp Nou en un clásico menos caliente que en otras ocasiones pero decisivo como el que más. Las plantillas de ambos clubs parecen más centradas a apagar fuegos internos que en preparar un encuentro que supondrá un golpe a la Liga gane quien gane el partido. Si es el Barça, el Madrid quedará a ocho puntos y descolgado a falta de doce jornadas para la conclusión. Si es el Madrid, la Liga se igualará y todas las espadas estará en lo alto (Barcelona, 49 puntos y Madrid 47).

La marcha de Roberto Carlos, la fuga de Motta, la cabeza de Capello o las críticas de Gudjohnsen han sumido a los dos equipos en un estado de crisis en sólo un par de días. No había paz en el Bernabéu ni la hay ahora en el Camp Nou. El clásico es una oportunidad de oro para acabar de una tajada con tanta inquietud. El ganador del partido saldrá del pozo; el perdedor se meterá de cabeza al agujero.

Por jugar en casa, el Barça parte como favorito. Pese a la menor intensidad en las horas previas al choque, el Camp Nou registrará un lleno absoluto para ayudar al equipo a recuperar el camino en la Liga, olvidar la eliminación europea y también la derrota en Sevilla. El mosaico servirá para dar la nota de color a un encuentro que siempre genera mucha expectación no sólo en el territorio español sino en todo el mundo.

El Madrid, como decía Capello, llega “justito” por las bajas de Cannavaro, Roberto Carlos, Beckham y José Antonio Reyes y las dudas de Sergio Ramos, Diarra y Torres. Sin embargo, llega dispuesto a vender cara su piel.